Translate

sábado, 9 de junio de 2018

Maside II


AUTORRETRATO A CONTRALUZ
Colmo de sugestión
se alzan iluminados
los locos que sonríen.

Un arriba tan alto
que yo perdí su vuelo
para quedarme aquí:
abajo con lo mío.

Siempre con una fe desatendida.
En algo estoy dichoso.
En algo sé que bebo
que no tiene delirio y es grandeza.

En algo estoy metido,
en algo que no vuela ni ilumina.
                (Inédito)
Constantino Molina


Continuando con el proyecto del CPI Terras de Maside, a continuación, os muestro una visión más cercana de la realización de los escritorios para este proyecto.

Emplazamiento para el Ciber Salón

Primera organización


Primera idea de escritorios





En un principio se propusieron unos escritorios rectangulares para los puestos de consulta de Internet en el Ciber Salón, eran escritorios para 2 puestos de consulta, el cliente a partir de esta primera aproximación me explicó mucho mejor que quería algo con formas curvas y que de alguna manera hiciera el espacio más fluido….
Diseño acorde a las peticiones del cliente

Escritorios en el emplazamiento.

Con esas premisas reformulé el diseño, pensando en la funcionalidad del puesto, con un espacio para la CPU y con los pasa cables necesarios para una perfecta operatividad del escritorio para sus funciones…
Escritorios altura 1,10 m

Escritorios y primera idea de taburete

También el cliente indicó que quería que los escritorios tuvieran la altura de una barra de bar para darle al Ciber salón un aire diferente al que se esperaría en un salón de las características que estábamos diseñando, con este pequeño pero gran detalle haríamos la diferencia, claro para los asientos se necesitarían taburetes, por lo que buscar un diseño acorde a los escritorios era muy importante para lograr una coherencia total en el concepto espacial.
Diseño final con taburetes.


Una vez obtenido el diseño final, di inicio a la fabricación de los escritorios, cada uno era diferente en pequeños detalles, por los obstáculos que tendría que salvar dada su ubicación en el espacio.

Cada escritorio después de armado recibió 2 capas de papel reciclado aplicado con engrudo (harina y agua) que le da consistencia y unicidad al conjunto de piezas y una vez seco permite aplicar las pinturas para darle el acabado deseado.

En este caso el acabado final consiste de 3 capas de pintura gris perla con una finisima capa de pintura de cromo para darle destellos metalizados y luego 2 capas de barniz al poliuretano para darle un poco de rigidez y dureza a esa capa final. 

Fabricación de piezas
Armado de piezas y acabados
Escritorios terminados
Escritorios en el lugar


En la siguiente entrega os contaré un poco de las estanterías y de las celosías…

domingo, 27 de mayo de 2018

Maside


Tomando control de las riendas del destino

Haciendo realidad sueños de oficios primigenios
Conjugando aprendizaje y enseñanza
Una nueva aventura ha llamado a mi puerta
Oportunidad añorada de convertir pensamientos en objetos
Ser vehículo de transformación alquímica
Para una mente soñadora…
Recluido incontables horas obrando sortilegios
Para finalmente cumplir lo prometido
A Maside han partido las piezas necesarias
Para completar un lugar en la historia de enseñanza
De unos héroes anónimos pero necesarios.

Roberth Rojas Zambrano (El Cartonista)



Cuando recibí la llamada del Director del CPI Terras de Maside (Ourense) y me dijo lo que quería; entré en shock por breves instantes, era la llamada que todo creador quiere recibir; un cliente con las ideas claras, sabiendo perfectamente lo que quería, necesitando a una persona que fuera su herramienta, el vehículo para convertir en realidad, en cosa concreta, unas ideas para reformular algunas variables en la línea de enseñanza del colegio…
Quería hacer un aula para la consulta de Internet de los alumnos, que tuviera como eje principal el tema de la sostenibilidad y que con los muebles se pudiera sensibilizar a los niños con el tema de la generación de residuos, el reciclaje y el cuidado del medioambiente, justo los valores del trabajo que vengo desempeñando con mis muebles de cartón, simplemente no lo podía creer, el encargo era ideal para mi.
Lo primero que necesitaba para ponerme en marcha era recopilar información suficiente para generar una primera idea que pudiera hacer ver al cliente que yo era su mejor opción para desarrollar este proyecto, una vez que tuve suficiente información, inmediatamente generé una primera idea que nos pudiera dar ese punto de inicio para el proceso de diseño:
Localización Inicial
Primera Propuesta




El emplazamiento sería un pequeño patio interior del colegio, que techarían con un techo traslucido para poder albergar la nueva sala, la distribución de los puestos de consulta sería como en el plano que dibujé, pero el cliente tenía en mente algo con un diseño singular, no le era suficiente con unos escritorios al uso, tenía que haber cierta relación entre la imagen del salón y los valores que debía poner de manifiesto, por lo que esa primera aproximación, aunque sirvió para ganarme el encargo, no era suficiente para las pretensiones del director, tendría que trabajar un poco más para acercarme a lo que se había imaginado…

Segunda Propuesta




Ya con el proyecto encaminado surgió un inconveniente técnico por el que no se podía usar el patio para hacer el salón, había que buscar nuevo emplazamiento, en cuanto recibí las nuevas coordenadas me emplee a fondo para trasladar las conclusiones a las que habíamos llegado al nuevo lugar, pero al proyecto le faltaba algo que lograra darle la singularidad demandada, algo además de los escritorios, pensamos en estanterías y celosías…Jugando un poco con el espacio logramos darle el carácter justo… esta es la propuesta final:






Había que fabricar los muebles, tenia 3 meses en total para ello… en posts individuales os iré contando particularidades de cada pieza…
Aquí el dibujo de la propuesta final...


Espero que os guste.

El Cartonista: Roberth Rojas Zambrano
rrojas0909@hotmail.com
rrojas0909@gmail.com
+34619433710
Sigueme por facebook: El Cartonista en https://www.facebook.com/mobiliarioecologico


jueves, 19 de octubre de 2017

Cumpliendo con mi oficio
piedra con piedra, pluma a pluma,
pasa el invierno y deja
sitios abandonados,
habitaciones muertas:
yo trabajo y trabajo,
debo substituir
tantos olvidos,
llenar de pan las tinieblas,
fundar otra vez la esperanza.

No es para mí sino el polvo,
la lluvia cruel de la estación,
no me reservo nada
sino todo el espacio
y allí trabajar, trabajar,
manifestar la primavera.

A todos tengo que dar algo
cada semana y cada día,
un regalo de color azul,
un pétalo frío del bosque,
y ya de mañana estoy vivo
mientras los otros se sumergen
en la pereza, en el amor,
yo estoy limpiando mi campana,
mi corazón, mis herramientas.

Tengo rocío para todos.
Pablo Neruda.


De los espacios de trabajo en el hogar, lugares cada vez más recurrente en nuestras viviendas en los tiempos que corren, trata este post; en nuestro espacio vital somos 2 habitando y no pocas veces trabajando, confinados en los pocos metros cuadrados que constituyen nuestro querido hogar: para lograr comodidad en esas ocasiones hay que hacer verdaderos malabares, estudiar bien los lugares desaprovechados o los lugares con potencial para acomodar aquello que nos hace falta…debo reconocer que hacer la vida en espacios reducidos nos  obliga a que hagamos el ejercicio de discernir entre lo imprescindible y lo accesorio, cosa nada fácil en el mundo globalizado, consumista y esquizofrénico que nos ha tocado compartir.  Agradeciendo tener cotidianamente ese punto de conexión con lo mundano, me puse a reflexionar acerca de lo que se necesita para estar cómodo en un lugar de trabajo necesariamente mínimo, pero que me ofrezca la posibilidad de tener a la mano todo aquello que pudiera necesitar para el desempeño de la labor que tuviera que realizar, que lugar debía ocupar, que dimensiones debía tener, me puse a trabajar, midiendo, imaginando, analizando y sintetizando.

Como ya sabéis mi espacio de trabajo se corresponde con el “comedor” de nuestra casa, ese es mi taller, despacho, oficina y lo que pueda necesitar, estoy relativamente cómodo en ese espacio, mi marido tenía su despacho en la configuración antigua del piso (pre-remodelación) en la habitación, en la reforma su espacio se perdió por lo que de su recuperación trata este post.
El espacio del que disponía era realmente pequeño, pero lo suficiente para lograr acomodar todos sus papeles, la impresora (imprescindible) y un área para poner su ordenador, todo tiene el espacio mínimo que se necesita, logrando un lugar de trabajo funcional y que no desentona con la nueva configuración espacial.

Os lo muestro. 

Proyectando


Elaboración
Resultado
Intimo
Espero que os guste el resultado. Si es así compartidlo.

El Cartonista: Roberth Rojas Zambrano
rrojas0909@hotmail.com
rrojas0909@gmail.com
+34619433710
Sigueme por facebook: El Cartonista en https://www.facebook.com/mobiliarioecologico

miércoles, 29 de marzo de 2017

Reaparición

Regresé a mi casa del reparto de Santos Suárez cuarenta años más tarde,
          me dejaron subir de visita, encontré en la vitrina
          del comedor los mismos platos, las copas de Purim,
          la copa (Pésaj) de Elías, copas de recepción en la
          luz crepuscular del comedor, platos y copas del
          recibimiento.

Me dejaron abrir el mueble, olí su penumbra, el niño al niño olfateó.
          Sobre un plato azul translúcido me encontré
          un melocotón, intuyo por el mordisco en su
          cara no visible, intuyo por su frescor, por el
          gusano que de su carne asoma que es el melo-
          cotón que ahí dejamos hace cuarenta años,
          de espaldas.

Son ferias. Es la eterna primavera. Es la sombra del hijo que asoma a
          sus propias carnes. Retoza la sombra mas retozan
          también las carnes. Es la girándula y el tiovivo,
          el doble columpio del portal meciéndose en su
          vaivén inacabado de luz y sombra (rombos) la luz
          se abalanza hacia los choznos, la sombra me
          recoge.

Fue un espacio de tiempo suficiente para inclinarme a recoger el
          pequeño bolso de mano de mi madre, sus reflejos
          de bisutería derramados por el suelo, recoger de
          mi padre una borra contigua al hilo de su dedal
          deshecho, colocar la frente un momento sobre
          el ejemplar de un libro que quedó tirado sobre
          la mesa de noche de mi cuarto, Otelo. 
Ha pasado ya casi un año y medio desde la publicación de mi último Post, ahora reaparezco, después de haber trabajado en proyectos Arquitectónicos durante este periodo, que requerían de mi dedicación exclusiva hasta ahora, este tiempo me ha hecho reposar las ideas y tomar distancia de aquello que hace ya más de 4 años me propuse como metas para El Cartonista, durante mi ausencia, en muchas ocasiones sentí la necesidad de coger cartón y ponerme a crear, pero dadas las circunstancias, siempre debía postergar ese deseo pues lo que hago necesita cierta dedicación y mucho tiempo también, es ahora cuando he podido producir y mostrar, espero que os guste.

Os cuento:


Uno de los proyectos que hice en estos meses ha sido una pequeña reforma del espacio vital que compartimos mi pareja y yo, (que ya conocéis bien pues es el espacio experimental de mis diseños), que ha consistido en darle una vuelta al espacio de dormir y al espacio de vestir para conseguir más comodidad en el desenvolvimiento cotidiano, dichos cambios como veis en los dibujos, hacen del espacio de vestir y de dormir, un único espacio, de manera de tener la cama separada de ambos lados y no arrinconada, como la teníamos antes, además así el espacio puede servirse de la ventana para ventilación e iluminación natural, la operación exigía cerrar y dejar impracticable una de las puertas, pero era una muy buena oportunidad para tener todos los espacios vinculados, aunque sea de manera visual, además que a la hora de airear los espacios, permitiría una renovación del aire interior mucho más eficaz de esta manera, por lo que el objeto de diseño, sería lo que sustituiría a esa puerta para lograr privacidad en el dormitorio, a la vez de permitir la vinculación visual de los espacios cuando sea necesario.

La solución decidida ha sido una celosía con un diseño similar al de la puerta acristalada que ya anteriormente diseñé y construí, para el cerramiento interior, es quizás la solución más inmediata para mantener los espacios físicamente separados, pero visualmente vinculados, haciendo el espacio un poco más grande aunque sea en apariencia, la solución debía poder ofrecer la posibilidad de separación total en ocasiones necesarias, por lo que decidí hacer una puerta plegable en 3 tramos completamente opaca de manera de poder hacer esa separación los espacios, por ejemplo en el caso de que algún invitado deba pasar la noche en el sofá.

Al vivir en una finca en el centro de Madrid, cercana a los 200 años de antigüedad, los tabiques son irregulares, y generan geometrías un tanto particulares para la ejecución del objeto, además, me gusta la idea de aprovechar al máximo lo que ya existe y adaptarme para generar el diseño, eso lo hace único e irrepetible, con esto las decisiones de forma ya están definidas, por lo que me puse a llevarlo a cabo, hacer el objeto realidad con el siguiente resultado:


Espero que os guste, si ha sido así no dudéis en compartir este material, quizás ayude a inspirar a alguien a resolver un problema en casa, o que mi trabajo llegue a la mayor cantidad de gente pues no se sabe dónde pueda estar una persona que necesite urgentemente los servicios del Cartonista.

El Cartonista: Roberth Rojas Zambrano
rrojas0909@hotmail.com
rrojas0909@gmail.com
+34619433710
Sigueme por facebook: El Cartonista en https://www.facebook.com/mobiliarioecologico

lunes, 5 de octubre de 2015

Ampliación de la cocina


Intento pensar como extender mis horizontes
Buscar aquel resquicio de memoria que me libere
Ocupar cada rincón de mi inconsciente
Para hallarme cómodo, justo.
Al principio encuentro resistencia en la tarea
Pero luego dócilmente mi mente se repliega
Empiezo a entender mi cosmos intimo
Que me ayuda a trazar la estrategia
Todo fluye, todo encaja, todo empieza a ser
Un pequeño refugio en el que habitar
Sin miedo.

Roberth Rojas Zambrano (El Cartonista)


Continúo en mi tarea de ampliar mi cocina… si, ampliarla, aunque no en metros cuadrados, sino en usabilidad, aquella palabra de la que se han apropiado los diseñadores Web, pero que se aplica a todos los ámbitos de la vida… estoy haciendo de mi espacio de cocina, uno más cómodo, más útil y por tanto más proclive a permitirme crear nuevos platos en una de mis pasiones, que son los nuevos sabores.

Buscando la forma de encontrar sitio para guardar, me doy cuenta del espacio perdido que significa el faldón de los muebles, allí podría poner mis herramientas de jardinería, esponjas, estropajos y demás cosas que tengo en la cocina y que me resta espacio para platos, frascos, o utensilios para cocinar más cómodamente, a eso se añade que mi cocina nunca terminó de encajar porque al tener unos muebles estándares, al final había un pequeño espacio entre la cocina y un mueble bajo que me dejaba unos 10 cm con los que jugar, ese era el espacio perfecto para las bandejas, que siempre las tenía sueltas por la encimera, haciendo que mi espacio ya bastante reducido, luciera mucho menor de lo que realmente es, entonces decidí hacer un mueble a medida para ese minúsculo espacio, pero que albergaría perfectamente esos objetos, para los faldones idee un cajón cuyo frente sería la tapa o faldón y que me daría el espacio de almacenaje suficiente para ganar en comodidad… Pero el cajón debía estar separado del suelo, por si caía algún liquido no estropeara el cartón del que han sido hechos, por lo que idee unas patitas hechas de los tapones de los bricks de leche que recojo separadamente para llevarlos a lugares donde le dan un uso solidario a estos tapones, cogí los suficientes para permitirme levantar los cajones y así protegerlos de posibles humedades, sorpresivamente, los papones también ayudan a que los cajones deslicen muy suavemente en el suelo, por lo que sacar los cajones de su sitio es muy fácil y al tener el frente hecho exactamente a medida del faldón, hace que este quede realmente bonito como remate de mueble. El material del frente del faldón lo decidí hacer de Dibond, un material muy resistente a la limpieza y muy bonito en apariencia.

Os muestro el resultado, que a mi particularmente me gusta, pero sobre todo me hace la vida más fácil en mi pequeña cocina.
cajon de estropajos y demás bártulos
cajones en esquina con mueble para bandejas
capacidad de almacenaje amplificada
patitas/tapas



Espero que os guste, si ha sido así no dudéis en compartir este material, quizás ayude a inspirar a alguien a resolver un problema en casa, o que mi trabajo llegue a la mayor cantidad de gente pues no se sabe dónde pueda estar una persona que necesite urgentemente los servicios del Cartonista.

El Cartonista: Roberth Rojas Zambrano
rrojas0909@hotmail.com
rrojas0909@gmail.com
+34619433710
Sigueme por facebook: El Cartonista en https://www.facebook.com/mobiliarioecologico

jueves, 3 de septiembre de 2015

Mueble de  cocina


Me detuve a contemplar [la nave] y volví a pensar en el capitán O…, del que me había despedido un par de horas antes, el primero y quizás el único narrador con quien he tropezado en mi vida, porque, como he dicho más de una vez, se está acabando el arte de relatar, y al recordar las muchas horas que el capitán O… pasaba recorriendo el puente de mando de un extremo al otro, mirando distraído a lo lejos, comprendí también que quien no se aburre no sabe narrar. Pero el aburrimiento ya no tiene cabida en nuestro mundo. Han caído en desuso aquellas actividades secretas e íntimamente unidas a él. Esta y no otra es la razón de que desaparezca el don de contar historias, porque mientras se escuchan, ya no se teje ni se hila, se rasca o se trenza. En una palabra, pues, para que florezcan las historias tienen que darse el orden, la subordinación y el trabajo. Narrar no es sólo un arte, es un mérito, y en Oriente hasta un oficio. Acaba en sabiduría, como a menudo e inversamente la sabiduría nos llega bajo la forma del cuento. El narrador es, por tanto, alguien que sabe dar consejos, y para hacerlo hay que saber relatarlos. Nosotros nos quejamos y lamentamos de nuestros problemas, pero jamás los contamos.

Fragmento de “El Pañuelo”
Walter Benjamin.

De narrar historias acerca de aprovechar recursos, de potenciar lo que se tiene, haciéndolo mejor,  de generar valor con aquello que creíamos yermo, de entender que nuestro planeta es solo uno y debemos cambiar nuestra manera de consumir para asegurarnos una vida digna, limpia y feliz, que no comprometa el delicado equilibrio de aquello que llamamos naturaleza… De estos conceptos se compone el cuento que trato de construir para la posteridad, mi “granito de arena” que ayude a recomponer un ecosistema tan degradado por nuestras acciones…Me gustaría que llegue, que ayude a transformar conciencias, que ayude a generar bondad, que nos haga mejores…Pero creo que eso se logra mucho mejor si lo acompañamos de buenos ejemplos:
Como sabéis mi casa es realmente pequeña, durante el tiempo que llevamos viviendo mi pareja y yo juntos en estos 40 metros cuadrados, he volcado mis esfuerzos en aprovechar cada centímetro de espacio vital, pues es lo que tenemos, yo adoro estos 40 metros, y siempre estoy buscando la manera de habitarlos de una manera más cómoda y más eficiente, ya habéis visto ejemplos en posts anteriores, como el post de la puerta, el de la mesa de la tele, etc…
Hace unos días decidí hacer la ampliación de mi cocina, como hacerla más grande no es posible físicamente, he decidido aprovechar cada rincón que ella me ofrezca para poder tener todas las herramientas que necesito para cocinar con comodidad, (la cocina es una de mis pasiones), pues paso mucho tiempo en esta pequeña parte de nuestro “espacio vital”, hasta ahora con lo que tengo, he logrado hacer verdaderas maravillas,  me gusta mucho invitar a amigos a comidas y cenas en casa y la cocina tal y como está me ha valido para todo, pero todo es mejorable, susceptible de ser mejor aprovechado y eso trato de hacer.



Los estantes de la cocina no ocupan toda la extensión de la pared en la que están apoyados por la existencia de una pequeña ventana que obliga a dejar un espacio vacío, ese espacio que ahora esta desaprovechado es muy importante a la hora de tener a mano ciertos utensilios que manejo con regularidad y decidí hacer una extensión del mueble existente, respetando la existencia de la ventanita y amoldándome a la misma, esta vez no hice un dibujo previo, decidí ir diseñando el mueble según lo iba construyendo, tomando las decisiones según iba probado tamaños, distancias y formas…El resultado me gusta bastante, este es solo el inicio de muchas otras acciones que harán que al final de este recorrido tenga una cocina con todas las comodidades que pudiera tener en una de mayores dimensiones… Ya os iré mostrando los avances de este proyecto, de momento os dejo con el resultado de esta primera acción.



El mueble ha sido hecho enteramente en cartón de desecho he usado un embalaje de nevera completo y la capa final con cartón de las cajas de los cereales que acumulo en casa… el mueble ha sido construido completamente en el sitio, por lo que no ha sido necesario anclarlo con ningún tipo de herrajes a la pared, al estar encajado y por las características de la esquina y del diseño del objeto, no ha hecho falta ninguna sujeción.


Recuerda compartir este contenido si te ha gustado, de manera de poder llegar a la mayor cantidad de gente y demostrar que con muy poco se puede hacer mucho para mejorar nuestras vidas y mejorar el medio ambiente reduciendo residuos.


El Cartonista: Roberth Rojas Zambrano
rrojas0909@hotmail.com
rrojas0909@gmail.com
+34619433710
Sigueme por facebook: El Cartonista en https://www.facebook.com/mobiliarioecologico

miércoles, 19 de agosto de 2015

Puertas

Si las puertas de la percepción se depurasen,
todo aparecería a los hombres como realmente es: infinito.
Pues el hombre se ha encerrado en sí mismo hasta ver
todas las cosas a través de las estrechas rendijas de su caverna.
William Blake
Las bodas del cielo y el infierno (1793)

Es muy común escuchar que cuando se cierra una puerta en otro sitio se abre una ventana… el tema de la puerta como objeto de diseño es uno recurrente a la hora de definir los espacios y su manera de funcionar, le imprimen carácter a los espacios y a pesar de ser un objeto bastante anónimo, juega un papel importantísimo a la hora de que un espacio funcione bien o sea un completo desastre…
En casa yo tenía un problema con la puerta de acceso a la zona de estar pues la puerta al estar abierta, constituía un obstáculo tremendo entre la zona de comedor y la zona de estar, me dividía completamente el espacio, quizás podíais pensar que con mantener al puerta cerrada el problema quedaría resuelto, pero en ciertas circunstancias era un verdadero incordio la presencia de la puerta pues entorpecía el uso confortable de los espacios, algo tenía que hacer, tenía que idear la manera  de resolver este “problema” para finalmente disfrutar de estos espacios sin interrupción visual o física, pero  la vez mantener la puerta, pues es necesaria para la correcta climatización de dichos espacios y no incurrir en gastos extra de energía.
Teniendo estas premisas, pensé en poner la puerta corredera, pero carezco del espacio necesario para hacerlo, pensé en una puerta plegable, para reducir su tamaño lo más posible en modo “abierto”, pero me restaba espacio de paso cuando se plegaba y en general estas soluciones terminan dándote más problemas de los que solucionan en un principio, pues no son puertas sencillas de abrir o cerrar ni ofrecen la estanqueidad necesaria en casos de mucho calor o mucho frío para mantener la temperatura de los espacios sin un desperdicio de energía ostensible. Acristalarla era una posibilidad, pues le daría permeabilidad a la puerta en modo abierto y cerrado, cosa que visualmente ayudaría a entender la continuidad del espacio, además de ello decidí partirla por la mitad y abisagrarla para tener una versión super simplificada de puerta plegable que en modo abierto sea un obstáculo visual con el menor impacto dentro del espacio que intruye.

Pensando en ello me puse a trabajar…
dibujos preliminares
La puerta definitivamente debe ser acristalada  y plegable para asegurar la fluidez espacial y que no constituya un obstáculo entre espacios.
puerta acristalada y plegable
El acristalamiento debe ser doble pues da a un espacio del piso que carece de calefacción por lo que en invierno es muy frio y en verano muy caliente, como es muy importante el factor de eficiencia energética, la puerta debe ofrecer el aislamiento máximo posible.

proceso
Cabe destacar que la puerta al ser hecha para un vano de una casa antigua, debió ser encajada al milímetro pues no todo lo que se ve recto suele serlo, ha sido un trabajo minucioso, pero al ir viendo los resultados tanto en el espacio como utilitariamente, he de decir que el esfuerzo ha valido muchísimo la pena.
 
Os dejo unas fotos donde se puede ver la puerta antigua y la puerta nueva, abierta y plegada para que experimentéis el efecto de la nueva pieza, yo creo que ha sido todo un éxito, estoy muy satisfecho con el resultado. ¿A vosotros que os parece?



Espero que os haya gustado esta nueva pieza tanto como a mi, si ha sido así, no dudéis en compartir el contenido de este post en vuestros círculos de manera de poder llegar a mucha más gente, que conozca mi trabajo, porque quien sabe y entre vuestros amigos, haya una persona que necesite urgentemente de mis habilidades con este material que cada vez  aprendo a trabajar mejor y hacer casi cualquier cosa...


El Cartonista: Roberth Rojas Zambrano
rrojas0909@hotmail.com
rrojas0909@gmail.com
+34619433710
Sigueme por facebook: El Cartonista en https://www.facebook.com/mobiliarioecologico